SE SIGUE SOBREVALORANDO LA ESPIRITUALIDAD

Compartir es vivir...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

SE SIGUE SOBREVALORANDO LA ESPIRITUALIDAD

 

¿Qué es lo SOBRENATURAL? Según el diccionario: Que no puede explicarse por las leyes de la naturaleza o que supera sus límites

En realidad es una percepción desde la dualidad y nuestra capacidad limitada de comprensión del funcionamiento de las energías y la multidimensionalidad.

Esto va cambiando a pasos agigantados. Por una parte, se está conectando de forma directa con las energías espirituales, sin necesidad de pasar por los supuestos  “representantes exclusivos” y por la otra, la física cuántica empieza a explicar con “naturalidad” lo “sobrenatural”.

Las explicaciones que nos vienen por mediación de canales o médiums, no siempre son exactas, no es oro, todo lo que reluce. Está,  desde el fraude hasta canalizaciones serias comprobadas y analizadas, incluso por científicos agnósticos.

Pero ya es una realidad natural.

Están menos mediatizados los mensajes recibidos por científicos agnósticos y de carácter crítico. Los mensajes a través de un médium, donde es el Ser el que habla por mediación de dicho médium y son indudablemente los menos manipulados los recibidos por medio de aparatos electrónicos de grabación.

Se sobrevalora lo espiritual y se infravalora lo material, cuando en realidad todo es parte de lo mismo. Lo espiritual resulta misterioso, milagroso o increíble por falta de conocimiento para darle una explicación.

Todo es energía, lo espiritual (inmaterial) y lo material. Hoy día sabemos que la materia está formada por partículas subatómicas que en determinadas circunstancias se comportan como ondas de energía (teoría de las supercuerdas).

Dependiendo del tipo de energía, se mostrará en diferentes dimensiones, además  tienen distintas misiones y distintos  efectos. La energía electromagnética (inmaterial), ni se ve ni se toca, pero sabemos que está en nuestro móvil porque envía información, la energía lumínica (inmaterial), la vemos pero no la tocamos y la energía material (materia), la vemos y la tocamos.

Así nosotros estamos constituidos por un “complejo” formado por; espíritu, mente y cuerpo.

Si faltase cualquiera de los tres, dejaríamos de ser una persona en este Plano tridimensional.

Es como en informática; tenemos el hardware (ordenador) material, el software (programas) inmaterial y que por mediación de los datos que introducimos y experimentamos, obtenemos sorprendentes resultados.

Que se rompe o queda antiguo el ordenador, nos volvemos a bajar a otro ordenador, los programas e incluso los proyectos que están en “la nube” (ambos inmateriales) y siguen viviendo.

Además, ahora que sabemos que todo es energía en sus distintas formas, porque no tratamos con más naturalidad “el espíritu”. Ya no es SOBRENATURAL, pese a los que viven de ese cuento.

Es tan natural como el cuerpo, pero que pervive al cuerpo. Luego, no hay que tener miedo a la muerte, porque lo más importante no muere y además puede volver a tener otro cuerpo (para los que creen en la reencarnación), salvando lo aprendido en el cuerpo anterior. Como con los ordenadores.

Si desmitificamos la muerte y el espíritu como algo natural, perderemos uno de los miedos básicos  causantes de la mayoría de nuestros problemas psíquicos y emocionales que condicionan nuestra capacidad para sr manipulados.

¿Quiénes tienen interés de que esto siga así?

Aquellos que se nombran “representantes exclusivos” de Dios con derecho a juzgarte y manipularte metiéndote el miedo de lo que le va a pasar a tu cuerpo y a tu espíritu, si no les haces caso.

También están solapadamente en la sombra los gobiernos interesados en tener a la gente asustada y acomplejada, más fácil de manipular.

 

 

Sampolbaba