RELAJACION MUSCULAR-MENTAL

Compartir es vivir...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

 

 

RELAJACION MUSCULAR – MENTAL

 

1º.- Respira profunda y lentamente, tomando el aire por la nariz hinchando el abdomen, deja que siga al tórax y suéltalo por la boca con un suspiro,  cuatro veces, después sigue ya de forma más pausada.

Entorna y cierra los ojos centra tu atención en los dedos de los pies, siente un hormigueo, continua con el pie, sube la sensación por la pierna, párate en la rodilla, sigue por los muslos hasta el abdomen. Ahora siente el abdomen, hígado riñones dormidos, ahora el tórax, siente los latidos del corazón y el pecho relajado, ahora baja por los hombros hasta los codos, párate un poco y sigue a las manos y dedos, siente el hormigueo. Ahora sube por el cuello a la cara, los labios, los ojos la frente y la cabeza hasta la corona.

 

Nuestra mente está siempre trabajando, no para, ni un momento, ni en la cama, dormimos inquietos pensando toda clase de cosas, pero necesita descansar, relajarse y conectarse con nuestro interior buscando un rato de paz, aunque sea 15 minutos. PIENSA EN LA RESPIRACION ABDOMINAL SUAVE.

 

2º.- Siente que en cada respiración entra suavemente en tu corazón, una luz blanca, que se va haciendo cada vez más intensa y agradable, te cubre el pecho y empieza a bajar lentamente por el cuerpo, primero el abdomen, sigue por las piernas y llega hasta los pies y ahí te paras un poco, para sentirla,  ahora sientes que también va por los brazos hasta las manos y sientes esa luz agradable,   ahora suavemente, sube esa luz hasta la coronilla inundando tu frente y tu cabeza de luz que va eliminando las memorias y recuerdos desagradables y poco a poco alivia tus dolores. Permanece en ese estado mientras estés a gusto y vuelve despacio, abriendo poco a poco los ojos.