RAZONES DEL CEREBRO Y DEL CORAZON

Compartir es vivir...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

RAZONES DEL CEREBRO Y DEL CORAZÓN

Los verdaderos cambios en nuestro Ser y nuestro mundo, se acusarán y disfrutarán cuando nuestra mente que es la intermediaria entre nuestro cuerpo y nuestro espíritu, empiece a utilizar nuestro corazón como medio de comunicación, en lugar de nuestro cerebro, al que damos el privilegio de la “razón”.

heart and brain with arms and legs make cheers with glasses of red wine

A la mente puedes “engañarla” desde nuestro cerebro, contarle lo contrario de lo que piensas y darle toda clase de argumentos y explicaciones de que lo que estás haciendo es lo justo, es lo mejor para todos, que te han obligado a actuar así, que si no te defiendes atacando pierdes la guerra. “Razonamientos”

Llegas a convencer a la mente, de que eres víctima de los ataques e injusticia de los otros hacia ti. Hasta tu madre y tu padre son injustos, tu hermano, tu cuñada, tu amiga, son los culpables, no vas a dar tú el brazo a torcer, para que te lo rompan, ellos han sido los responsables, que sean ellos los que te pidan perdón a ti.

Por otra parte; la Sociedad, los políticos, el País, que hace por mí. Tengo que defenderme con uñas y dientes y cobrarme por todos los medios que pueda,  lo que me quitan.

Una vez terminada la disertación, la mente puede quedar aparentemente convencida  que está justificado el odio, la ira, abusar e incluso, robar y matar. Como medida compensatoria.

Esta apariencia  dura poco, porque la mente se lo cuenta al Yo Superior eso que llamamos “inconsciente” y este dice que le diga a tu cerebro que debe hacer una revisión de las causas porque los argumentos aunque tienen apariencia de ser ciertos, no corresponden a la realidad y como el cerebro ahora ya no quiere escuchar y se cierra en banda, la mente coloca el mensaje en el cuerpo emocional, que inicia el procedimiento de avisos, con alguna manifestación al cuerpo físico para que al cerebro no le quede más remedio que escuchar y revisar la situación.

A medida que el cerebro sigue sin escuchar, el cuerpo le va insistiendo con más manifestaciones como aviso de que las causas siguen ahí.

Pero el cerebro sigue dando la vuelta a las razones y achaca las “enfermedades” a causas exteriores a él;  me lo han contagiado otros, es hereditario, mala suerte, la desgracia se ha cebado conmigo…”mas razonamientos”

Sin embargo si la mente hubiera conectado directamente con el corazón; pobrecilla mi madre que cosas me dice, está pasando un mal momento, necesita cariño, “necesita amor”. Que carácter tiene mi hermana, pero es tan buena, como se ha enfadado mi cuñado, creo que no me ha entendido, voy a llamarle y pedirle perdón, como somos los ciudadanos, si fuéramos mas éticos y responsables tendríamos mejores políticos, voy a sumarme a estas iniciativas para ayudar a los necesitados. “Razonamientos del corazón”

La mente manda esta información a nuestro Yo superior y éste le dice, así es, mándale aviso de que ese es el camino. Recibes una sensación de bienestar y felicidad que te inunda y te impulsa a dar más amor todavía. “Razones de amor”.

Entendamos que “el corazón tiene razones, que la razón, no entiende”  (frase de  Blaise Pascal)