Cuando pensamos en el cuerpo y el ser humano, la mayor parte de las veces realizamos preguntas y obtenemos respuestas que aun difiriendo mucho no son contradictorias, sino a veces complementarias.

adnEl cuerpo humano es la estructura física del ser humano. Si al ciudadano de a pie se le pregunta de que está compuesto el cuerpo humano la inmensa mayoría responderían: agua y es real que en un 70% estamos compuestos de este líquido formado por dos moléculas de hidrógeno y 1 de oxigeno. Si además añadimos que estamos formados por 208 huesos, también estaríamos dando una respuesta acertada.

Desde un punto de vista biológico y en un mayor nivel el cuerpo humano estaría formado entre otros, por células (en cada célula nos encontramos 30.000 genes aproximadamente), que a su vez en el núcleo contendrían cromosomas de ADN y que estos a su vez formarían una cadena que contendrían toda la información genética que nos caracterizaría como tales, nuestras expresiones, la estatura en nuestros cuerpos, las enfermedades e incluso nuestro comportamiento.

adn2Aunque hemos avanzado mucho desde el año 2000 con el conocido Proyecto Genoma Humano en el que descubrimos que el 98% de nuestros genes no diferían mucho de algunos primates; debemos pensar que en el 2% restante entraría nuestra capacidad como seres humanos de emitir juicios de valor o de distinguir y elegir entre el bien y el mal, quizás es nuestro estado de consciencia lo que nos hace diferentes.

El Proyecto Genoma tenía como propósito secuenciar todo el ADN del ser humano, sin embargo tras numerosos ensayos de terapia génica, en el año 2007 con pacientes de Inmunodeficiencia Combinada Severa los resultados no fueron del todo los esperados, se descubrió que cuatro de cada diez pacientes en un ensayo habían desarrollado leucemia.

Había que buscar otras vías y seguimos avanzando científicamente con más información, pero bien es cierto que el ser humano aun realizando un estudio genómico, es siempre a nivel probabilístico, si realmente desarrollamos o no esas enfermedades que se encuentran en nuestro código genético u otras que aparecen y no estaban contempladas.

El La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es RAYOS.jpgser humano, a lo largo de la vida, se ve sometido continuamente a cambios y emociones en la que cada uno los enfrenta de la mejor manera que puede. En algunos casos, saliendo victoriosos y en otros con traumas desde la infancia que quedan impregnados en nuestro Ser y digo Ser porque esa información no es visible a la ciencia, no queda recogida en forma de lectura en nuestro cuerpo humano, pero sí de alguna manera se manifiesta a través de enfermedades o estados de conducta.

Lo que es evidente es que los estados emocionales influyen a la hora de tener enfermedades, tras varios estudios realizados por Gregg Braden, físico científico y metafísico estadounidense, para demostrar la influencia de las emociones tomó muestras de ADN de varios donantes, en concreto 28 investigadores, que fueron asilados en una sala de medición de campos eléctricos.

Esos mismos donantes fueron trasladados a otras salas y sometidos a estímulos emocionales a través de video-clips, tales como amor, aprecio y en otros casos a miedo y estrés.

cadena-adnEl resultado fue que a pesar de la distancia real entre los monitores donde se encontraba la muestra y los pacientes-investigadores se producía un cambio realmente idéntico y al mismo instante entre ambos. Esto demuestra que estamos unidos por algo mas que nuestro cuerpo físico, hay una conexión energética que va mas allá el cuerpo y que a través de ellas esas emociones se pueden enviar y controlar a distancia y que además cuando los sentimientos eran de gratitud, amor y aprecio los filamentos de ADN se hicieron más largos, relajándose y estirándose. En cambio cuando los estímulos eran de rabia, estrés o miedo el ADN se hacía mas corto y se apagaban muchos de sus códigos.

Muchos ya sabemos que al enviar al cerebro actitudes positivas en forma de pensamientos modifica nuestra calidad de vida, cuando realmente creemos en algo estamos activando nuestros circuitos neuronales, algo que nos deja asombrados y que incluso puede modificar nuestro propio cuerpo, le estamos enviando señales positivas sin forzar sino simplemente creer. Las emociones positivas están relacionadas directamente con nuestra calidad de vida y está claro que el ADN puede emocionarse y cambiar ante estímulos y sobre todo mejorar nuestra salud y controlar enfermedades.

Sampolbaba.

www.asanumed.org          sampolbaba@asanumed.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.