KUTUMI

KUTUMI:

Hijo de Dios, luz de Dios yo soy.
Nosotros estamos conectados a la gran mente, llámala Dios, el todo, todo lo que es o todo lo que existe, tiene diferentes nombres pero todo es uno, porque todos formamos parte del uno, porque cada partícula que hay en el universo forma parte de tus propias partículas, la luz del TODO LO QUE ES, es tu misma luz porque tú eres uno con el.

Un armario contiene las mismas partículas del UNO. Un armario se encuentra en el uno, todo está dentro como bien sabes, sólo que un armario no tiene vida propia, son seres creados por el Uno para que seres animados como los humanos puedan servirse de ellos. Desde la individualidad tú tienes todas las potencialidades para ser y configurarte como el Dios que llevas dentro, todo depende de ti, de cómo utilices tus potencialidades puedes llenarte de luz o de oscuridad, todo forma parte del Uno.
GADEA:
Pero no entiendo ¿cómo podemos tener la individualidad y ser el otro?
KUTUMI:
En realidad el otro eres tú desde un nivel espiritual, porque sois y somos la misma esencia como diferentes aspectos del Ser cada uno tiene unas potencialidades según las experiencias que ha vivido.
Comprender que cada uno tiene sus realidades y no pretender dañar las suyas porque no coincidan con las tuyas. Con entendimiento y comprensión, poniéndole amor a la situación para intentar superarla. Todo depende de ti.